Podemos decir muy felices, que hemos dado un paso más en mejorar la calidad de vida de nuestros pequeños durante los largos periodos de hospitalización, el día de hoy hemos colocado una nevera en cada habitación de oncología un total de ocho, con el fín de facilitar a nuestras familias las largas estancias, aprovechamos también para agradecer a nuestros voluntarios/ as que mañana y tarde de lunes a domingo, dedican su tiempo libre a ir al hospital a poner una sonrisa en el rostro de nuestros niños